Lemons Bucket

Cabin: Siempre en busca de la inspiración

Cabin_lemons_bucket_portada

Cabin siempre ha sido uno de nuestros proyectos personales preferidos. Fue uno de los elegidos por 3Disciple para publicar en el reportaje de Lemons Bucket en 2020. Aunque ya ha pasado tiempo desde que nos lanzamos con él, son muchos los aprendizajes que obtuvimos de esta aventura. Por eso, hoy vamos a compartir algunas de las enseñanzas que nos dejó este proyecto.

1 – Nunca dejes de explorar

Literal y figuradamente. Ya sea buscar nuevos retos en el campo de la visualización arquitectónica 3D o en la naturaleza. Lo primero nos ayuda a mejorar nuestras destrezas y a seguir creciendo como profesionales. Lo segundo nos permite desconectar del trabajo y conectar con nosotros mismos, pero también nos lleva al siguiente punto.

2 – Aprovecha tus viajes para conseguir recursos

Una escapada a la montaña puede ser una gran oportunidad para poner a prueba tu fondo físico y respirar aire puro, ¡pero también para conseguir recursos!. La fotografía puede ser un elemento clave en nuestro trabajo. No nos referimos a hacer la foto ideal para incorporar en un 3D, si no a que en muchas ocasiones fotos sin más nos podrán servir como recursos, mezclándolo con técnicas de mattepainting realizaremos imágenes a nuestro gusto. Viajar puede ser una gran manera de conseguir paisajes de los que partir para crear nuevas propuestas de visualización arquitectónica en un entorno natural, disfruta de tu viaje y no pienses en más, te sorprenderá el uso que le darás a esas fotos.

3 – Mezcla fotografía y 3D

En ocasiones se buscan composiciones más trabajadas a nivel de modelado 3D, pero en otras las misma fotos te sorprenderán y te mostrarán caminos a seguir, disfruta recortando, empastando una cosa por aquí y otra por allá, ideas iniciales se rompen por completo surgiendo nuevas propuestas que no se te hubieran ocurrido en un principio.

Una vez que ya tienes un buen número de imágenes de un escenario interesante, el siguiente paso es hacerte con elementos que le den vida a la escena. Por ejemplo, para esta imagen de Cabin, en Lemons Bucket, se pueden buscar recursos que compramos en VIShopper.

4 – Déjate llevar y crea sin ataduras

Una de las grandes ventajas de los proyectos que no son bajo demanda es la posibilidad de ir tan lejos como se desee y explorar nuevas técnicas y arreglos. Si hay un momento para ser creativos, es ahora. Este tipo de proyectos son muy importantes porque, aunque no vayan asociados a un encargo remunerado, pueden ayudarte a conseguir nuevos proyectos y abrir las puertas de colaboraciones muy interesantes. Así que, aunque a veces cueste, ¡intenta no abandonar los proyectos personales!

Puedes descubrir cómo fue el proceso de creación de Cabin dándole al play.

Compartir este artículo